Sobre los cantos armónicos

20 09 2009

Junto con el sonido fundamental producto de la vibración, los cuerpos sonoros generan otros que acom­pañan al fundamental: los armónicos.

El canto armónico, también llamado difónico si se emite un sonido fundamental tonal y uno de sus armonicos, supone una ruptura estilística con el canto natural cuya repercusión va más allá de la estética. Estos cantos consisten en cantar una nota de tal manera que se oiga acompañada de una o más notas aflautadas adicionales. Su efecto es tan extraordinario que no es de extrañar que, desde un principio y en la mayoría de culturas, se le haya atribuido un carácter sobrenatural, cargado de supuestos atributos religiosos, mágicos y curativos.

Los efectos detectados o supuestos del canto individual y grupal armónico, especialmente cuando se practica de manera continuada, serian a nivel corporal y debido a las vibraciones generadas en el cuerpo, cambios fisiológicos. Estos consistirían en cambios neuronales, la activación de las glándulas presentes en el cerebro con la consecuente liberación hormonal, relajamiento del pericardio, cambios bioquímicos que permiten el “rejuvenimiento” celular, fortalecimiento del sistema inmunitario, etc. En su conjunto esto conlleva a una claridad mental, serenidad, tranquilidad y la potencialidad de entrar en estados alterados de conciencia, así como de sensación de paz interior.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: